El ex productor de Foo Fighters Nick Raskulinecz presenta a los rockeros de Napier Black Smoke Trigger en Nashville

El grupo de rock kiwi Black Smoke Trigger ha reclutado al ex productor de Foo Fighters, Nick Raskulinecz, para grabar su primer EP oficial.

Provenientes de Napier, el grupo de cuatro integrantes está trabajando en el Rock Falcon Studio de Raskulinecz en Nashville, creando pistas con el hombre que coprodujo el álbum One By One de Foo Fighters en 2002, que incluye éxitos como Times Like These y All My Life.

Raskulinecz produjo In Your Honour, la continuación de Foo Fighters 2005, y también ha trabajado con una larga lista de otros artistas aclamados como Duff McKagan, Deftones, Mastodon y los iconos del grunge de los 90 Alice in Chains.

“No podríamos estar más emocionados”, dijo el guitarrista Charlie Wallace.

LEE MAS:
* La muerte de Taylor Hawkins de Foo Fighters golpea a los fanáticos tan fuerte como su forma de tocar la batería
* Dave Grohl sobre por qué es divertido interpretar a un demonio en la nueva película de Foo Fighters
* Foo Fighters: ‘No a todo el mundo le va a gustar todo lo que haces’
* Foo Fighters recluta a Justin Timberlake como corista

“Puedes escuchar su pasión. Era alguien con quien la banda realmente resonaba. La visión que tiene, la música que crea y las actuaciones que extrae de bandas como Korn, Ghost, Deftones y, por supuesto, Alice in Chains”.

Al explicar cómo los Foo Fighters llegaron a trabajar con Raskulinecz en su cuarto álbum de estudio, el líder Dave Grohl le dijo al DJ de radio Kiwi Zane Lowe en Apple Music que sucedió por accidente, después de marcar el número equivocado.

Suministrado

El equipo de rock de Napier, Black Smoke Trigger, está grabando con el ex productor de Foo Fighters, Nick Raskulinecz, en Nashville.

La pareja se había conocido por primera vez en el famoso estudio Sound City, que acogió la grabación de algunos de los álbumes más importantes de todos los tiempos, incluidos Rumours de Fleetwood Mac, After the Gold Rush de Neil Young y Nevermind de Nirvana.

“Quería llamar a Nick Oliveri, quien era el bajista de Queens of the Stone Age y mi amigo Nick Raskulinecz respondió”, dijo Grohl.

“Lo conocí de Sound City, es un gran ingeniero. Había trabajado en ese estudio durante años”.

Black Smoke Trigger, que también cuenta con el vocalista Baldrick, el bajista Dan Fulton y el baterista Josh Te Maro, también están celebrando después de firmar con el mánager de artistas estadounidenses de peso pesado Andy Gould, quien también ha manejado las carreras de Rob Zombie, Pantera, Linkin Park, Lionel Richie. y Guns N’ Roses.

Gould, que trabaja para Spectacle Entertainment Group, con sede en Los Ángeles, se encendió por primera vez en la música de Black Smoke Trigger después de quedar impresionado por el video de la banda para su primer sencillo Caught In the Undertow.

“Fue todo lo que amo de la música rock”, dijo Gould. “Las imágenes y la canción fueron geniales. Profundizando más, me di cuenta de que esta banda tenía un talento increíble y era algo en lo que tenía que involucrarme”.

El nuevo lote de canciones técnicamente será el segundo lanzamiento del grupo, después de que Black Smoke Trigger grabara su EP Set It Off de 2019, con el productor Michael Wagener, quien previamente había grabado a artistas como Metallica y Ozzy Osbourne.

El EP incluía la canción The Way I’m Wired, que contó con la interpretación del guitarrista de Mötley Crüe, Mick Mars.

Esta vez, el cuarteto, que también incluye al vocalista Baldrick, el bajista Dan Fulton y el baterista Josh Te Maro, ha colaborado con David Draiman de Disturbed, Marti Frederickson (Aerosmith, Ozzy Osbourne), Blair Daly y Zac Maloy (Shinedown, Lynyrd Skynyrd, Keith Urban) y Keith Wallen (de Breaking Benjamin).

Suministrado

Black Smoke Trigger tocará en dos espectáculos de bienvenida en Napier’s Cabana el 1 y 2 de julio.

“Nuestro primer EP fue realmente un homenaje a nuestras influencias”, dijo Wallace.

“Desde entonces, hemos tenido mucho tiempo para sentarnos juntos en una habitación para escribir y tocar, y nuestro nuevo material es representativo de quiénes somos como banda en 2022”.

La visita del grupo a Nashville se produce después de que las restricciones de viaje de Covid-19 arruinaran los planes para embarcarse en su primera gira por los Estados Unidos el año pasado, un itinerario descartado que incluía un espectáculo en el infame lugar de West Hollywood Whiskey A Go Go con Drowning Pool, hed PE. y II Niño.

El grupo se mantiene optimista sobre la ruptura forzosa, que les ha dado tiempo para madurar como músicos y compositores.

“La ventaja de estar en uno de los confinamientos más agresivos del mundo es que realmente nos dio tiempo para sacar nuestro mejor material”, dijo Wallace.

“Hemos estado esperando mucho tiempo para grabar y tocar en los Estados Unidos, y finalmente está aquí.

“Estamos más que emocionados de grabar en Nashville con Nick para hacer el mejor disco posible”.

Los fanáticos de Kiwi pueden esperar ver a Black Smoke Trigger cuando toquen dos espectáculos de bienvenida en Napier’s Cabana el 1 y 2 de julio.

También te podría gustar...